BENEFICIOS DE SER GUIADO POR EL ESPÍRITU

This post is also available in: English (Inglés)

Hay muchos beneficios de ser guiado por el Espíritu de Dios. Esta es una expresión que escuchamos a menudo en el Nuevo Testamento. Nos enseña a ya no vivir para nosotros mismos, sino para Dios. No es suficiente tratar de hacer nuestros propios planes, debemos incluir a Dios. Dios nos mostrará cuándo y cómo hacer las cosas. A veces sentimos algo incómodo o falta de paz antes de hacer algo. Muchas veces, esto es Dios hablándonos, queriendo guiarnos en todo lo que hacemos.

Si quieres cosechar los beneficios, debes permitir que el Espíritu de Dios te hable. Hoy veremos algunos de los beneficios de ser guiados por el Espíritu Santo. En momentos como los que estamos viviendo hoy en día, esto es más necesario que nunca.

1.      Los beneficios del poder sobre el pecado.

porque si vivís conforme a la carne, moriréis; más si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Romanos 8:13, 14

Cuando aceptaste a Cristo, se te dio un poder especial que no tenías antes. Ahora puedes decidir a no pecar. Cuando no seguiste a Cristo, hiciste lo que quisiste. El pecado te vencía cada vez. Muchas veces, llevéndote más profundo de lo que quisiste ir. Como cristiano, ahora puedes negarte a pecar. El Espíritu Santo vive en ti y te da el poder y la capacidad de decir no al pecado.

Habrá una lucha porque hay una guerra en el interior de ti como se describe en el versículo anterior. El Espíritu quiere hacer lo correcto, pero la carne quiere hacer exactamente lo contrario. Debemos aprender a dominar nuestra carne permitiendo que el Espíritu Santo nos guíe.

Cuanto más escuchamos al Espíritu nos hacemos más fuertes. Es beneficioso para nosotros tomarnos un momento cada día y preguntarle a Dios cuáles son sus planes para nosotros. No haces planes solo, pregúntale a Dios lo que Él piensa. Dios nos ha salvado de muchos peligros al buscar su rostro durante tiempos y días para hacer diferentes cosas. Los apóstoles también conocían estos beneficios.

2.      Los beneficios de alinear sus planes con los planes de Dios

Atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió y pasando junto a Misia, descendieron a Troas. Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio. Hechos 16:6-10

Dios puede cambiar nuestros planes en cualquier momento. A veces podemos tener buenos planes. Los apóstoles querían hacer algo que creían que era la voluntad de Dios. Al cabo, iban a predicar el Evangelio. ¿Por qué Dios les prohibiría hacer eso? Dios hizo precisamente eso. Sabía que había algo mejor. Los planes de Dios son siempre mayores que los nuestros.

A veces podemos tener grandes planes, pero Dios puede hacernos más efectivos. Nos hacemos más efectivos cuando seguimos los planes de Dios. En otras palabras, cuando somos guiados por el Espíritu Santo. La flexibilidad es siempre clave en el Reino de Dios. Él puede decirte que hagas algo diferente de lo que estás pensando. Sus planes pueden cambiar repentinamente. En lugar de enojarte y frustrarte, aprenda a fluir con la forma en que Él lo está guiando. A veces es más fácil decirlo que hacerlo.

3.      Los beneficios de escucharla voz de Dios

Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema.  Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: !!Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es.«. Éxodo 3:2-5

Incluso Moisés en el Antiguo Testamento fue guiado por el Espíritu de Dios. Vio algo interesante,  fue impulsado a mirar. Dios a menudo quiere captar nuestra atención, pero debemos estar dispuestos a mirarlo. Como cristianos a menudo estamos ocupados, a veces incluso haciendo cosas para Dios, que no vemos que Él nos está llamando a enfocarnos en otra cosa.

Dios quiere tener un encuentro poderoso contigo. A veces necesitas enfocarte escuchar un poco más la voz de Dios. Dios siempre está hablando; no siempre estamos sintonizados con lo que Él está diciendo. Si quieres recibir los beneficios de ser guiado por el Espíritu, debes estar dispuesto a escuchar su voz y estar listo para cambiar de plan en cualquier momento.

Conclusión:

El deseo de Dios es que todos sus hijos aprendan a escuchar su voz. Él quiere guiarnos para que tomemos la decisión correcta cada vez. Él quiere estar involucrado en nuestra vida diaria. Permite que Dios te guíe en cada detalle de tu vida.

Para ver otros videos cortos donde Steve habla de esta tema haz click aquí

Steven Stoffelsen

Autor de Trusting God’s Timing

One Comment

  1. Fernando

    FUE EXPUESTO ESTE TEMA , COMO UNA SIMPLE PINCELADA … YA QUE EL ESPÍRITU SANTO ES DIOS , EL ADMINISTRADOR DE LA IGLESIA , EL ES LA VID , NOSOTROS SIMPLES RAMAS INJERTADAS EN EL . Y SIN EL NADA NADA PODEMOS HACER.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Ir a la barra de herramientas