Evangelismo

Evangelismo, Últimos Tiempos: Mantente Enfocado En La Misión

This post is also available in: English (Inglés)

Jesús nos mandó ser parte de la gran comisión. El evangelismo es una necesidad. No podemos dejar de hacer esta tarea. Últimamente, en los círculos cristianos, los temas se centran en la criptomoneda (bitcoin), la guerra con Rusia y Ucrania, la libertad política, los derechos personales, etc. Nos estamos desviando, nos dirigimos hacia una zanja enorme y muchos no lo están viendo.  Por lo tanto, ¡es hora de que la iglesia despierte!

Si muchas de sus conversaciones se han centrado en los temas mencionados anteriormente, es posible que desee seguir leyendo este mensaje. Mi objetivo no es ofender, sino despertar a cada uno a nuestra tarea principal que es y siempre será el evangelismo.

Muchas personas están demasiado ocupadas quejándose de las decisiones del gobierno y la libertad personal que han olvidado que Jesús habló de todas estas cosas. Si crees que las cosas están mal ahora hay mucho más  por venir.  Sin embargo, la Buena Nueva es que sabemos que Jesús es aquel que gobierna y reina por toda la eternidad.

Aquellos que me conocen saben que no soy un predicador de fatalidad y tristeza. No quiero asustarte. Mi deseo es que cada cristiano camine en la plenitud de lo que Cristo tiene para nosotros. Jesús no quiere que nos distraigamos, nos dijo que nos mantuviéramos enfocados. El último blog que escribí llamado, Nuestro Mensaje es Jesús – Evite las distracciones, haga clic aquí para leer ese blog.

1.      Evangelismo no de tiempos y estaciones

Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra Hechos 1:6-8

Incluso los discípulos perdieron el enfoque hasta que Jesús los corrigió. Ellos se preguntaron si era el momento en que Jesús iba a restaurar el Reino a Israel. Hoy, la gente se pregunta, ¿son estos los últimos días? ¿Jesús va a regresar pronto? ¿Vamos a perder todas nuestras libertades políticas?  ¿Deberíamos preocuparnos por la criptomoneda?

Para mi sorpresa, muchos cristianos se están enfocando en estas cosas últimamente. Admito que los últimos dos años han sido caóticos. Han pasado cosas con las que no estoy de acuerdo. Sin embargo, no podemos encontrar una solución en protestas, debates e insultos a nuestros líderes gubernamentales. Observe cómo Jesús no respondió a su pregunta directamente, sino que les dijo que había algo más importante.

Debían recibir poder de lo alto y el evangelismo mundial era de suma importancia. No debían centrarse en los tiempos y las estaciones. ¿Ves que  esto mismo sucede hoy?  Como resultado, las personas se han preocupado demasiado por lo que está sucediendo y todas sus conversaciones sobre estas cosas las consumen.

La verdad es que necesitamos el Espíritu Santo para nuestra vida diaria. Debemos levantarnos y predicar el Evangelio como nunca antes. La cosecha está lista y por eso el diablo quiere distraernos de nuestra tarea a través de lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Sin embargo, esto debería hacernos darnos cuenta de la necesidad del Evangelio.

2.      Bienvenidos a los últimos días

Mas cuando oigáis de guerras y de rumores de guerras, no os turbéis, porque es necesario que suceda así; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos. Pero mirad por vosotros mismos; porque os entregarán a los concilios, y en las sinagogas os azotarán; y delante de gobernadores y de reyes os llevarán por causa de mí, para testimonio a ellos. Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones.  Marcos 13:7-10

Aquí Jesús habla de los últimos tiempos. Nos dice que habrá guerras y rumores de guerras… Creo que podemos admitir que estamos viviendo esto. La lista continúa sobre lo que estamos enfrentando hoy. Durante mucho tiempo, hemos estado viviendo los últimos días. Creo que estamos más cerca que nunca. No confieso saber cuánto tiempo tardará. Nadie tiene idea. Podemos, sin embargo, leer la Biblia y ver que estamos cerca.

Su declaración en el versículo diez debe arder en nuestros corazones: « Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones.”  Todas las señales de los últimos días deben tener lugar tal como el evangelismo mundial. Entiendo que queremos ser relevantes y hablar sobre los acontecimientos de hoy, pero ¿podemos admitir que hemos ido demasiado lejos?

Probablemente no podamos detener la agenda política de hoy. ¡En cambio, tenemos el gran privilegio de predicar el Evangelio!

3.      Elige Tus batallas

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.  Efesios 6:12

Muchos han olvidado este versículo por completo. Por eso, todos están luchando contra las decisiones del gobierno.  Por ejemplo, todos quieren dar su opinión de lo que es la democracia.  La gente está tratando de detener el hecho de una sociedad sin dinero en efectivo. Muchos están revelando la agenda política. La mayoría quiere que las cosas vuelvan a la normalidad.  Sin embargo, esto no sucederá.

Si estás en alguna de esas categorías, ¡Has perdido el enfoque! ¡El tiempo de predicar a Jesús es ahora! Deja de pelear batallas que no son tuyas porque te cansarás  rápidamente si peleas batallas que no puedes ganar. ¡Elige enfocarte en Jesús! ¡Decide predicar el Evangelio hoy!

4.      Tu participación en el evangelismo mundial

«El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor.”  Lucas 4:18-19

Con Jesús, podemos declarar estas palabras sobre nuestras vidas. Como cristianos, no experimentaremos la plenitud de Cristo hasta que nos involucremos  con el evangelismo.  Tal vez sientas que tu llamado no es predicar a multitudes, sino que tienes un vecino o un compañero de trabajo que necesita conocer a Jesús.

Note que Jesús caminó por la tierra en un momento en que había una agenda política muy evidente, sin embargo, Jesús no habló mucho de ello. El apóstol Pablo vivió en una época de uno de los dictadores más malvados de todos los tiempos. Su nombre era Nerón, quemó vivos a los cristianos. Sin embargo, Pablo nos dijo que oráramos por ellos (1 Timoteo 2:1, 2).  Si Pablo pudiera encontrar una razón para orar por sus líderes, creo que nosotros también podemos.

Conclusión:

Tenemos lo que se necesita para hacer posible el evangelismo mundial. Hoy, como nunca antes, podemos entrar en naciones donde es un crimen predicar el Evangelio. Si no podemos volar a la nación, podemos predicar el Evangelio a través de la televisión e Internet. Dios tiene muchas maneras de ver cumplidos sus planes.

Si podemos quitar nuestro enfoque de lo que está sucediendo y mirar a Jesús, veríamos mayores milagros, señales y maravillas. Dios se está moviendo hoy. ¡Comparte el Evangelio con los demás y observa lo que Dios puede hacer a través de ti!

Steven Stoffelsen

Autor de Trusting God’s Timing

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Ir a la barra de herramientas