Rompimiento – Dios Va Siempre Un Paso Adelante

This post is also available in: English (Inglés)

Cada vez que nos aventuramos a hacer cosas por Dios, debemos entender que El es el Dios de rompimiento. Dios no se  sorprende por lo que estamos enfrentando. De hecho, nada de lo que sucede en el mundo toma a Dios por sorpresa. Incluso cuando Adán y Eva pecaron, no se sorprendió. No tenía que apresurarse a tratar de pensar en qué hacer a continuación. Ya tenía un rompimiento para ellos. Sea lo que sea que estés enfrentando en este momento, debes saber que Dios tiene un plan de rompimiento listo para ti.

Por lo tanto, no debes tener miedo. Puedes confiar en que Dios tiene un plan listo para ti. Ya que conoce tu situación, también sabe tu respuesta. ¡Estás en buenas manos! Dios tiene el control. No tienes de qué preocuparte.

Veamos a Josafat.  Su historia se encuentra en 2 Crónicas 20.  Tenía cinco ejércitos que estaban listos para pelear con él. Por un momento tuvo temor, pero sabía a quién buscar.

1.      Josafat buscó a Dios por su rompimiento

Entonces él tuvo temor; y Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá. Se reunieron los de Judá para pedir socorro a Jehová; y también de todas las ciudades de Judá vinieron a pedir ayuda a Jehová.. 2 Crónicas 20:3-4

Obviamente, cuando Josafat recibió la noticia de que cinco ejércitos venían para pelear con él, se asustó. En lo natural no estaba seguro de lo que podía hacer. Para tener éxito en lo natural sabía que su batalla debía ser peleada en lo espiritual.

Josafat no sólo buscó a Dios por sí mismo, sino que también pidió al resto de Judá que ayunara con él. Sabía que necesitaba un poco de respaldo. Por supuesto, Dios podría haber contestado las oraciones de Josafat, pero hay algo en la oración con unidad. Josafat sabía que había poder en la unidad cuando todos oran con un solo propósito.

2.      Dios ya sabía cómo proveer el rompimiento

y dijo: Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios. Mañana descenderéis contra ellos; he aquí que ellos subirán por la cuesta de Sis, y los hallaréis junto al arroyo, antes del desierto de Jeruel. No habrá para qué peleéis vosotros en este caso; paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jehová con vosotros. Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, porque Jehová estará con vosotros. 2 Crónicas 20:15-17

Esta guerra no tomó a Dios por sorpresa. Sabía que vendría. Por lo tanto, el plan de rompimiento ya estaba preparado. Nada de lo que sucede en este mundo toma a Dios por sorpresa. Es por eso que Dios siempre tiene una manera de llevarte a tu rompimiento. La respuesta se encuentra en buscarle a él. Josafat se humilló y le preguntó a Dios qué hacer.

YOU MAY ALSO BE INTERESTED IN:   Reunir con Dios: Construya un lugar de encuentro

A veces necesitamos ver nuestra situación por lo que es: totalmente sin esperanza. No puedes hacer nada. Ciertamente, la única salida es si Dios hace algo. En esta desesperación debemos clamar a Dios. Obviamente, hay algunas cosas que no debemos hacer por nuestra cuenta.

3.      El avance vino con la abundancia

Viniendo entonces Josafat y su pueblo a despojarlos, hallaron entre los cadáveres muchas riquezas, así vestidos como alhajas preciosas, que tomaron para sí, tantos, que no los podían llevar; tres días estuvieron recogiendo el botín, porque era mucho. Y al cuarto día se juntaron en el valle de Beraca; porque allí bendijeron a Jehová, y por esto llamaron el nombre de aquel paraje el valle de Beraca,[a] hasta hoy. 2 Crónicas 20: 25-26

¡Josafat pasó de un lugar de completa desesperanza a victoria absoluta! Dios es el Dios del cambio. Cambiará las cosas a tu favor. Si te encuentras en gran desesperación, levanta las manos y alaba a Jesús. Debes saber que él tiene el control de tu situación. Sin duda te dará la victoria.

Ten por seguro que Dios ya tiene una respuesta. Está un paso adelante en cada situación. Dios conoce todo de tu vida antes de que nacieras. Estás destinado para algo grande y no para destrucción.

Conclusión:

Debemos confiar en Dios en todas las circunstancias. Sea lo que sea que estemos enfrentando, podemos estar seguros de que Dios tiene un plan. Si estás pasando por algunas cosas difíciles en este momento, pon tus ojos en Jesús. Alábalo porque ya sabe cómo traer tu rompimiento.

STEVEN STOFFELSEN

AUTOR DE TRUSTING GOD’S TIMING

FUNDADOR DE HOUSE OF REFUGE STREET MINISTRIES

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Stay in touch!

Connect with us on Facebook for news, articles and upcoming events.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas